En el inicio de la Semana Santa, el Municipio reforzó los operativos para monitorear el ingreso vehicular al distrito. Además de chequear la documentación y el uso de tapabocas, los agentes tomaron la temperatura corporal de los conductores y los bomberos voluntarios desinfectaron los neumáticos de los automóviles.

Los controles se llevaron a cabo en Luis García y Bolo Bolaño, en Tigre Centro, y en el Corredor Vial Bancalari – Benavídez.

De los operativos formaron parte miembros de distintas dependencia, como Tránsito, Defensa Civil, Centro de Operaciones Tigre (COT), Servicio de Emergencias Tigre (SET), Policía y Bomberos Voluntarios. El personal trabajó con guantes de látex, barbijos y trajes especiales.

«En esta Semana Santa reforzamos todos los ingresos al distrito. Buscamos que la gente siga quedándose en su casa. Muchos intentan llegar a Tigre para pasar el fin de semana largo; y por eso, somos estrictos, controlando el aislamiento preventivo, social y obligatorio», remarcó el secretario de Protección Ciudadana, Eduardo Feijoo.

A través de un decreto firmado por el intendente Julio Zamora, se estableció que desde hoy solo se puede circular por la vía pública con protectores faciales o tapabocas, como modo de prevención ante la pandemia de coronavirus.

«Los bomberos de Tigre se han sumado para hacer una desinfección de los vehículos que llegan», agregó Feijoo y destacó: «Además, se controla el uso obligatorio de los tapabocas caseros o máscaras. Dejemos los barbijos para el personal sanitario y cubrámonos la cara por la posibilidad de ser portadores asintomáticos y para no contagiar a nuestros vecinos».