Trabajadores de la empresa dedicada a la producción de colchones Bed Time permanecen durante este fin de semana en la fábrica ubicada en la localidad de Ricardo Rojas para reclamar el pago adeudado de sus salarios de marzo y abril.

Los empleados, que mantienen la protesta desde el jueves último, son acompañados por integrantes de la CGT Regional Zona Norte, encabezados por su secretario general Ricardo Lovaglio, y el Sindicato del Plástico.

«Estamos a acompañando a los compañeros y ayudándolos a respetar las medidas de seguridad impuestas por la pandemia de coronavirus. Aportamos barbijos y alcohol para resguardar la salud de todos», expresó Lovaglio.

Y sobre las causas de la protesta, el dirigente sindical precisó: «Los responsables de la empresa Bed Time no solo les deben parte de los salarios de marzo y abril a los trabajadores, sino que también los amenazan con despidos si no aceptan un descuento del 50% en sus haberes».

En la noche del viernes, se acercaron a la planta situada en Marcos Sastre al 2.300 la diputada provincial del Frente de Todos, Roxana López, y el director provincial de Delegaciones Regionales de Trabajo y Empleo, Miguel Funes, quienes se pusieron a disposición de los empleados más de 160 empleados para mediar en el conflicto.