Brenda Biagiatti, la estudiante de medicina y periodista deportiva que fue arrojada desde una formación del ferrocarril Belgrano Norte cuando un delincuente intentó robarle su celular, en la estación de Don Torcuato, permanecía internada en “estado crítico”, mientras que sus familiares pidieron la colaboración de testigos para dar con el autor del hecho.

La joven de 26 años permanecía internada desde hace una semana en la sala de terapia intensiva del Hospital El Cruce, ubicado en la localidad bonaerense de Florencio Varela.

Visiblemente quebrada, su madre, Elizabeth Buitrón, pidió la colaboración de las personas que presenciaron el hecho y también la ayuda de las autoridades para que intervengan en el caso.

“Brenda se encuentra en estado crítico, está grave, continúa con respirador. Tiene su cabecita abierta para que su cerebro pueda expandirse, ya que tuvo un derrame cerebral y una fractura de cráneo”, indicó la mujer.

En declaraciones a Radio La Red, Buitrón detalló que su hija tiene “fracturas múltiples en las costillas, en la columna, y una fractura expuesta de tobillo, además de hemorragia en el tórax”.

Las lesiones se produjeron a raíz del asalto, cuando la joven perdió la estabilidad y cayó sobre las vías, mientras el tren estaba en movimiento.

Buitrón contó que su hija cumplió 27 años en septiembre pasado y que solo le faltan diez materias para recibirse de médica. En el momento del hecho, la joven viajaba para realizar unas prácticas en un hospital de Pablo Nogués.

“Mi otra hija está viajando ahora a Capital. Tengo miedo que le pase algo, que le pase lo mismo. Sus compañeritas de estudio que están cursando cirugía todavía tienen meses por delante. No podemos seguir con miedo, basta ya”, exclamó la mujer.

Profundamente dolorida, la madre de la víctima pidió “difundir y rezar para que el milagro se produzca, que Brenda recupere su estado de salud tras la operación del próximo martes, y que pueda ser médica”.

“Ella tiene proyectos de vida. Si todos nos unimos en un rezo, se va conseguir. Que se haga justicia, que atrapen al culpable para que no haya otra Brenda y no haya otra madre del dolor, para que no vivamos con miedo”, añadió.

Además, Buitrón reclamó seguridad y se dirigió especialmente a la gobernadora María Eugenia Vidal con un pedido para que rápidamente sea encontrado el culpable del robo sufrido por su hija.

“Quiero hacer valer mis derechos. Se lo pido de rodillas a la gobernadora, ella es madre también y me va a saber entender. Si tengo que ir arrodillada yo voy, le entrego mi corazón, mi todo, pido justicia por mi hija”, señaló la mujer, quien también le habló al autor del robo: “Yo te perdono pero no lo vuelvas a hacer. Si necesitas ayuda yo te la voy a brindar pero no lo hagas más por favor”.