Compartir en:

Tras días de partidas, concluyó en el Museo de Arte Tigre (MAT) la final del 94° Campeonato Argentino de Ajedrez, que por primera vez se realizó en el distrito. Finalmente, Diego Flores logró alcanzar su séptimo título y colocarse como el segundo jugador más ganador de la historia a nivel nacional.

Durante la jornada de cierre, el intendente Julio Zamora felicitó a los 12 competidores de la etapa definitoria del certamen. «Estamos muy contentos de haber sido la sede de este campeonato, agradecemos a todas las entidades y participantes. Esperamos que haya más torneos y podamos seguir trabajando en conjunto para poner a este deporte como motivación para muchos jóvenes y chicos de Tigre», señaló el jefe comunal.

La competencia se realizó bajo la modalidad «todos contra todos», entre los 12 mejores jugadores del país. En las once rondas participaron los grandes maestros Diego Flores, Fernando Peralta, Alan Pichot, Diego Valerga y Leandro Krisa, y los maestros internacionales Martín Bitelmajer, Leonardo Tristán, Enrique Scarella, Andrés Aguillar, Pablo Ismael Acosta, Maximiliano Pérez y Cristian Dolezal. Estos dos último jugadores son vecinos de Tigre.

Flores, oriundo de Junín pero actualmente residente en Capital Federal, expresó: «La organización estuvo impecable, fue muy lindo que el certamen se haga acá. Con respecto al torneo, todos los encuentros fueron difíciles, pero a partir de la tercera partida tomé confianza y desde ahí empecé a ganar todos».

En cuanto a la elección de la ciudad de Tigre como sede, el presidente de la Federación Argentina de Ajedrez, Mario Petrucci, señaló: «Estuvimos trabajando en este proyecto durante varios meses y evaluamos que este distrito tiene muchas escuelas de ajedrez y maestros internacionales que se han desarrollado desde niños en la ciudad. Debido al gran potencial que tienen en el desarrollo de la disciplina, nos pareció importante que esta edición se realizara aquí. Estamos más que conformes porque nos han recibido muy bien, con mucha calidez».