El bloque de concejales del FPV denunció que la bancada del Frente Renovador “en un hecho sin precedentes” aprovechó su mayoría para sesionar esta mañana de manera “express”, antes de la llegada de los ediles opositores, “para evitar el debate sobre la violencia institucional ejercida por el COT”.

“Toda la oposición hemos pedido una sesión especial para que el intendente (Julio Zamora) venga a dar explicaciones sobre cómo actúa este grupo parapolicial que tiene a cargo la prevención del delito, por eso con esta maniobra buscan evitar el debate y hacerse cargo de sus responsabilidades”, expresó el concejal Federico Ugo.

Tras la marcha del último viernes al Palacio Municipal para repudiar el accionar violento del COT, convocada luego de la detención del repartidor José Ojeda en Benavídez, se había llamado a una nueva movilización para esta mañana, al Concejo Deliberante, ya que el FPV iba a presentar en la sesión un proyecto de ordenanza para la publicación de los legajos de los agentes municipales de la Secretaría de Protección Ciudadana.

Esta solicitud se basa en el repudio que generó la identificación del agente del COT que detuvo violentamente a Ojeda. Se trata del inspector José Sosa, quien fue denunciado por el asesinato de tres jóvenes, en presuntos casos de “gatillo fácil”, cuando se desempeñaba como policía.

Sin embargo, la presidenta del HCD, Alejandra Nardi convocó a la sesión antes de la llegada de los ediles opositores. Y el encuentro se extendió durante solo 10 minutos, según explicaron desde la bancada opositora.

“Es muy vergonzosa la actitud del Frente Renovador que evita, en el marco de la democracia representativa, el debate para construir mejores políticas de protección ciudadana y llena de patotas y policías el recinto para intimidar a la comunidad”, agregó Ugo.

Por su parte, desde el massismo emitieron un comunicado en el que destacan que en la sesión se aprobó un proyecto de decreto para respaldar la decisión de Zamora de apartar de sus funciones al agente municipal Sosa.