Concejales acompañaron a los agentes municipales que llevaron adelante nuevos operativos para controlar en comercios y supermercados el cumplimiento de los precios máximos de los productos esenciales, el abastecimiento y las condiciones de seguridad e higiene.

Desde que se pusieron en marcha estos procedimientos, en el marco de la cuarentena por la pandemia de coronavirus, los inspectores realizaron 56 contravenciones y 16 clausuras.

«Estamos acompañando estos operativos en donde se controlan los precios máximos y el abastecimiento de mercadería, junto a personal de Bromatología que evalúa las normas sanitarias. Son procedimientos esenciales en esta época de crisis, donde la economía familiar se ve golpeada. Vamos a continuar con estas medidas que tienen como objetivo proteger a la comunidad en el momento en el que más lo necesita», sostuvo la concejala Gisela Zamora.

Por su parte, el edil Rodrigo Molinos expresó: «Estos procedimientos fueron encomendados por el intendente Julio Zamora para controlar que se cumplan las medidas decretadas por el gobierno nacional, y así colaborar con la economía de nuestros vecinos. La responsabilidad es de todos, por lo tanto los comerciantes y empresarios deben poner su esfuerzo para lograr que se respeten estas disposiciones».

También participaron del operativo las concejalas Gladys Pollán y Florencia Mosqueda, junto a funcionarios municipales.