Los concejales del Frente Renovador – Frente de Todos Mayra Mariani y Rodrigo Álvarez recorrieron el Club de Regatas La Marina junto a sus autoridades, tras la apertura de las actividades deportivas que habían sido suspendidas por la pandemia.

En el marco de la visita a la emblemática entidad local ubicada sobre el Río Luján, donde fueron recibidos por su presidente Patricio Louzao, Álvarez expresó: «Algo que siempre nos piden Sergio Massa y Malena Galmarini es trabajar de cara al vecino sobre las problemáticas que tienen. Estar al lado de ellos en las buenas y en las malas, porque una comunidad se construye de esa forma, que es trabajando entre todos para lograr un Tigre mejor todos los días».

«Estamos junto con los jóvenes y los concejales del Frente Renovador recorriendo los distintos clubes de remo de la comunidad de Tigre para ver como sobrellevaron la pandemia, y como actualizan sus protocolos para desarrollar las actividades», agregó el edil.

Por su parte, Mariani manifestó: «Estoy contenta porque estuvimos hablando con Pato, y nos contaba que por suerte no sufrieron grandes bajas de asociados. Tienen 200 familias activas, lo cual es una motivación para que con la vuelta con protocolo a los entrenamientos, se pueda volver de a poco a la actividad ‘normal’ del club. Pudieron mantener las instalaciones, armaron una cocina nueva y están refaccionando el techo que tiene más de 90 años».

Además, la concejala expresó: «Están con muchas ganas y voluntad de hacer cosas para mejorar su club para todos los socios y las socias. Es importante apoyarlos siempre, escucharlos y más ahora que vuelven. Además tienen un protocolo de higiene a destacar con control de temperatura, sanitización del barco que cruza a los chicos y de los remos, más todas las medidas necesarias para hacer deportes y que se sientan seguros».

En tanto, Louzao contextualizó cómo atraviesa la pandemia el club: «Pudimos seguir adelante con el apoyo incondicional de los socios que no se bajaron más allá de no venir por cinco meses. Y contamos con la ayuda del Estado a partir de los ATP y los subsidios para el personal».

«Yo estoy en Tigre desde que nací y ellos me conocen de años de trabajar en conjunto, y es una relación que ayuda a poner al club adelante para todos los vecinos. Creo que esta tarea mancomunada es positiva porque solo uno no puede remontar un barrilete de hormigón, como nos tocó atravesar este año», destacó el dirigente deportivo.

El Club de Regatas La Marina funciona en un predio de 25 mil metros cuadrados donde se practican distintas actividades, además de remo y canotaje, como natación, pelota paleta, fútbol, tenis, vóley, básquet y pádel. Con más de un siglo de vida, la entidad fue cuna de campeones olímpicos y es un emblema de la comunidad tigrense.