Los sindicatos docentes iniciaron hoy la huelga de 48 horas con una masiva movilización en la Capital Federal, en la que advirtieron que llamarán a un nuevo paro si el gobierno nacional no los convoca a negociar en una paritaria.

Según los gremios, unos 70 mil educadores de todo el país participaron de la multitudinaria protesta, que se desarrolló en medio de una medida de fuerza que alcanzó el “95 por ciento de acatamiento” en las escuelas públicas.

Miles de maestros de distintas provincias y la ciudad de Buenos Aires marcharon desde el Congreso hasta el Ministerio de Educación para expresar su reclamo al jefe de la cartera, Esteban Bullrich, quien se encontraba en Jujuy junto al presidente Mauricio Macri.

Los docentes liderados por la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera) piden la paritaria nacional y rechazan el techo del 18% de aumento salarial que impulsa la administración de Cambiemos.

La secretaria general de Ctera, Sonia Alesso, dijo al hablar ante la multitud que los sindicatos esperan que el gobierno “escuche” y dejó en claro que si no se produce una convocatoria en las próximas horas será impulsada una nueva huelga de 48 horas.

Alesso compartió el escenario montado sobre un camión frente al Palacio Sarmiento con Carlos Acuña, uno de los tres secretarios generales de la CGT, además de Hugo Yasky y Pablo Micheli, los jefes de las dos CTA en vías de reunificación.

En el mismo espacio se encontraban los secretarios generales de otros sindicatos docentes nacionales y provinciales, como AMET, UDA, Sadop, CEA, FEB y Suteba, entre otros.

Hoy, solo en las provincias de San Luis y Santiago del Estero las clases se iniciaron con normalidad por los acuerdos salariales alcanzados con anterioridad.

Alesso convocó a los docentes presentes a “militar las paritarias en cada escuela” y a explicarles a los estudiantes y los colegas docentes que el paro es “en defensa de la escuela pública y de los derechos laborales de miles de trabajadores”.

Por su parte, Acuña, de la CGT, al tomar la palabra y ante el reclamo de los presentes confirmó que la central obrera llamará a un paro general para antes de fin de mes o principios de abril.

“Estoy aquí porque esta es una adhesión de la CGT a los compañeros docentes, con los que nos une el mismo reclamo y los mismos problemas”, dijo el sindicalista desde el escenario montado
frente al Ministerio de Educación de la Nación.