Compartir en:

Los jóvenes del programa municipal de becas Tigre Educa realizaron el cierre de año de su voluntariado con un encuentro en la escuela especial 502 de General Pacheco. De la jornada recreativa e inclusiva, durante la que pintaron murales, también formó parte el intendente Julio Zamora.

“Los becados del programa son estudiantes terciarios y universitarios que reciben una ayuda por parte del Municipio y hoy hicieron una intervención voluntaria llenando el lugar de color con murales. Buscamos que ellos conozcan su comunidad, tengan un compromiso con el lugar donde viven”, señaló el jefe comunal, quien destacó que a dicho establecimiento concurren regularmente unos 80 chicos con discapacidad.

La iniciativa, que se desarrolla junto a la Asociación Conciencia, respalda a estudiantes terciarios o universitarios en situación de vulnerabilidad social para que puedan acceder y continuar sus estudios. Desde su creación, más de 4 mil jóvenes fueron beneficiados.

También acompañó la actividad la subsecretaria de Educación municipal, Carolina Álvarez Eguileta, quien explicó: “El programa lleva 10 años ininterrumpidos fomentando valores imprescindibles para nuestra sociedad. La idea es continuar trabajando para ampliarlo y fortalecerlo con nuevos talleres y más actividades”.

Los becados realizan tareas de voluntariado en distintas instituciones locales y talleres mensuales. De esa manera, a través de los trabajos comunitarios, los jóvenes devuelven la ayuda que reciben.

“Vivimos una jornada de inclusión con mucho éxito. Los chicos están muy felices y los padres, chochos. Desde la escuela, nos sentimos muy agradecidas y afortunadas por haber sido parte de este proyecto tan lindo”, señaló la directora de la 502, Claudia Gordillo.