El Municipio lanzó la campaña «Ponete en mi lugar, no en mi camino», que busca concientizar a los vecinos sobre la importancia de no obstruir las rampas de cruce para personas con discapacidad y movilidad reducida.

En Tigre Centro, el intendente Julio Zamora participó de la iniciativa destinada a peatones y conductores. En ese marco, se entregó material informativo y se instaló una estructura para marcar las zonas de cruce que deben ser respetadas.

«Como Municipio tenemos el objetivo que los vecinos se desarrollen plenamente en la vida, más allá de las dificultades que puedan tener. Esta iniciativa es una muestra más de las políticas inclusivas que realizamos a diario para brindar una mejor calidad de vida a la comunidad», señaló el jefe comunal.

Por su parte, la directora general de Discapacidad y Políticas Inclusivas, Marcela Jáuregui, explicó: «Los vecinos nos cuentan que hay muchos autos que estacionan sobre las rampas y no permiten la circulación tanto de personas en sillas de ruedas como de cualquiera que quiera circular libremente por la ciudad. Por ese motivo, buscamos generar conciencia a través de esta iniciariva».