Tras cuatro fechas a puro folclore, concluyó en el Teatro Pacheco la segunda edición del ciclo de música en vivo denominado «Grossos y leyendas». El epílogo del programa estuvo a cargo del grupo Los Carabajal, que deslumbró a los presentes con un recital al ritmo de la chacarera.

«Estamos dándole cierre a un ciclo que se ha convertido en un estandarte de la cultura de Tigre. Nuestra meta es acercar artistas de renombre a los vecinos, para que disfruten de un show de primer nivel sin la necesidad de tener que movilizarse lejos de su ciudad. Nos alegra la devolución de la gente y aseguramos que habrá muchas más ediciones», manifestó el director general de Promoción e Inclusión Cultural municipal, Alejandro Moyano.

El concierto se inició de forma contundente, con los cuatro integrantes del conjunto -Walter, Blas, Musha y Kali Carabajal- sobre el escenario. Luego, se sumaron otros artistas, como Mario Álvarez Quiroga, quien interpretó junto a ellos varios de los éxitos que hicieron de Los Carabajal un ícono del folclore nacional.

Sobre cómo se vivió el recital, Musha Carabajal opinó: «El público de Tigre respondió a nuestra propuesta con euforia, respeto y sobre todo con mucho sentimiento. Hace 50 años que este grupo recorre escenarios y la entrega de la gente siempre es la misma. Es algo que nos reconforta el alma y hace que siempre queramos seguir adelante».

«Grossos y leyendas» es un ciclo que tiene el doble objetivo de generar un nuevo espacio para la música y acercar espectáculos de calidad a los vecinos. La primera edición, bajo la temática del blues y el jazz, tuvo recitales de Guillespi, Botafogo y Luis Salinas, entre otros, entre mayo y junio. La segunda, con el folclore como protagonista, reunió las presentaciones del Chango Spasiuk, Jaime Torres, Bruno Arias y Los Carabajal, siempre en el Teatro Pacheco.