Compartir en:

Las críticas al gobierno de Mauricio Macri se escucharon en los discursos de los dirigentes gremiales y leyeron en los carteles de los miles de docentes que esta tarde confluyeron en la Plaza de Mayo, en el marco del cierre de la denominada Marcha Federal Educativa, que contó con la presencia de manifestantes arribados de todo el país.

Según los organizadores, unos 400 mil educadores llegaron al Microcentro porteños para defender “la escuela pública” y exigir “la paritaria nacional”, en el segundo día del paro nacional de 48 horas.

Maestros, profesores y estudiantes integraron las diferentes columnas que accedieron a la plaza histórica desde las diagonales norte y sur y la Avenida de Mayo. La mayoría de los participantes se encontraban enrolados en los gremios Ctera, UDA, AMET, Sadop, CEA, CONADU y CONADU Histórica, y los sindicatos bonaerenses Suteba, FEB y Udocba, entre otros.

“Los maestros, los profesores de la Argentina no nos arrodillamos”, dijo la secretaria general de la Ctera, Sonia Alesso, en el discurso final del acto central, sobre el escenario montado de espaldas a la Casa Rosada.

“No nos rendimos, seguimos peleando”, agregó la dirigente, quien resaltó: “Le pedimos al presidente (Mauricio Macri) que cumpla la ley”.

“Enseñamos valores, en la escuela nos importa la solidaridad, el respeto, la democracia, la justicia y la igualdad”, destacó la sindicalista. Y al referirse a las polémicas declaraciones de ayer de Macri, enfatizó: “Ninguno de los que está acá se ‘cayó’ en la escuela pública”.

Durante la protesta, los gremialistas convocaron a sumarse a la huelga nacional decretada por las dos CTA el 30 de marzo y el paro nacional establecido por la CGT para el 6 de abril.

En el final de la jornada “histórica”, miles de docentes entonaron con efusividad el Himno Nacional, acompañados por la versión de Charly García. Y disfrutaron de la “sorpresa”: la presentación del grupo de rock – folclore Arbolito, que interpretó su tema más difundido por estos meses: “Pará la mano”.