Compartir en:

Organizaciones políticas y de derechos humanos confluyeron esta tarde en la Plaza de Mayo para conmemorar el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, a 42 años del último golpe de Estado. En el marco del masivo acto central, las agrupaciones advirtieron “al gobierno” que “no” permitirán “ni un genocida suelto”.

“Le reiteramos al gobierno que no permitiremos ni un retroceso en memoria, verdad y justicia”, expresaron Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora e HIJOS, entre otras agrupaciones que confeccionaron el documento que se leyó desde el escenario.

El acto central tuvo una concurrencia masiva de manifestantes independientes y militantes de diversas organizaciones políticas, quienes adhirieron al texto presentado contuvo varias críticas a la administración de Mauricio Macri, a la que se responsabilizó nuevamente por la muerte de Santiago Maldonado.

Las organizaciones también denunciaron la falta de constitución de tribunales para juicios de lesa humanidad y reclamaron “celeridad en estos procesos que fueron un ejemplo en el mundo”, al tiempo que rechazaron el “negacionismo” y remarcaron que fueron 30 mil los desaparecidos por el terrorismo de Estado.

Uno de los puntos centrales del documento fue el beneficio de la prisión domiciliaria que se otorgó a algunos condenados por delitos de lesa humanidad y que está en evaluación para otros, como el ex capitán de fragata Alfredo Atiz, quien fue condenado por diversos crímenes.

Al respecto, las entidades que convocaron al acto señalaron que “esos que hoy caminan por las calles o están en sus casas con el beneficio de la domiciliaria, 42 años atrás encabezaron una dictadura genocida que masacró a una generación” y fue “culpable de un plan sistemático de exterminio”.

“Néstor Kirchner bajó los cuadros de Jorge Videla y Reynaldo Bignone del Colegio Militar. Esos genocidas murieron juzgados y condenados a prisión perpetua y en una cárcel común gracias a la lucha del pueblo. Por eso, le reiteramos al gobierno que no permitiremos ni un retroceso en memoria, verdad y justicia. Ni un genocida suelto”, expresaron la agrupaciones en el tramo del documento que fue leído por la titular de Abuelas, Estela de Carlotto.

Estuvieron presentes en la manifestación los dirigentes kirchneristas Carlos Zannini, exsecretario de Legal y Técnica, y Luis D’Elía, quienes horas antes habían recuperado la libertad.

El intendente Julio Zamora también formó parte de la movilización a la histórica plaza. Además participaron el secretario de Participación y Relaciones con la Comunidad, Emiliano Mansilla; la directora de Derechos Humanos, Verónica Caamaño, quien portó una foto de su padre desaparecido, José Caamaño; y los ediles Rodrigo Molinos y Gisela Zamora, entre otros dirigentes.

Por otra parte, integraron la columna de La Cámpora que marchó desde el Espacio Memoria hasta la Plaza de Mayo los concejales Roxana López y Martín Granela. Otro edil de Unidad Ciudadana que se sumó a la movilización fue Sergio Romano.