Compartir en:

vacunacion2

Ya está disponible en todos los Centros de Atención Familiar y de Salud y ambos hospitales locales la vacuna antigripal. Este año se aplica la vacuna trivalente, que además de la gripe A H1N1 previene de otras dos cepas de gripe que circularon el año pasado: la A H3N2 y la B.

La gripe es una enfermedad viral que produce fundamentalmente tos y fiebre y se presenta habitualmente en los meses más fríos del año. Se transmite por vía aérea, mediante gotitas de saliva que se expulsan al hablar o al toser, que entran en contacto con las mucosas de las vías respiratorias. El período de incubación es aproximadamente de tres días, desde la exposición hasta la aparición de los síntomas.

Para prevenir el contagio dentro de los grupos de mayor riesgo, es muy importante que se vacunen todos los trabajadores de la salud, las mujeres embarazadas (en cualquier momento de la gestación), las mujeres que tienen bebés menores de seis meses, los niños entre seis meses y 24 meses, y los niños y los adultos que tienen entre dos y 64 años y padecen enfermedades crónicas (respiratorias, cardíacas, renales, diabetes, obesidad mórbida), y los adultos mayores de 65 años.

Los únicos pacientes que requerirán una orden médica para recibir la dosis son los niños mayores de dos años y los adultos menores de 65 años que presenten los factores de riesgos detallados anteriormente.

Para prevenir el contagio de la enfermedad, se recomienda lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón, cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo descartable o con el ángulo interno del codo al toser o estornudar, tirar a la basura los pañuelos descartables inmediatamente después de usarlos, ventilar los ambientes y permitir la entrada de sol en las casas y otros ambientes cerrados, mantener limpios los picaportes y los objetos de uso común, no compartir los cubiertos ni los vasos, y promover que los chicos se laven frecuentemente las manos en la escuela y el hogar.