El Municipio clausuró más de 30 obras clandestinas en el Río Antonio y el Arroyo Anguilas, en el Delta tigrense, tras detectar irregularidades que podrían causar daños ambientales.

“Estos operativos van a continuar durante todo el año, tal como nos solicita nuestro intendente Julio Zamora”, indicó el secretario de Gobierno, Mario Zamora.

El procedimiento se efectuó a instancias de la Secretaría de Gobierno, la Dirección General de Plan de Manejo del Delta y la Dirección de Inspección de Obras Particulares, en conjunto con el Centro de Operaciones Tigre (COT) y la Policía.

Estuvo presente el director general del Plan de Manejo del Delta, Luis Cancelo, otras autoridades e inspectores municipales.