El Municipio continúa trabajando con la Autoridad del Agua (ADA) provincial en nuevos muestreos semanales ante la presencia de cianobacterias en el Delta. En un relevamiento reciente, se registró que la situación mejoró debido a la influencia de variadas condiciones meteorológicas, como sudestadas, ráfagas de viento, días nublados y temperaturas inferiores a las habituales en esta época.

Sin embargo, debido al contexto dinámico y cambiante, las autoridades recomiendan tener presentes las herramientas, como el «cianosemáforo», que permite diferenciar los riesgos según la tonalidad de las aguas de ríos y arroyos.

Por otra parte, desde el Municipio se difundieron distintas alternativas para el tratamiento del agua para el higiene tanto personal como del hogar. Además, se recibieron experiencias de la implementación de métodos alternativos por parte de isleños, que permitieron mejorar y ampliar las recomendaciones.

«Ya hemos recibido los primeros resultados de la técnica del pozo con el tanque enterrado y perforado y los resultados han sido favorables, ya que no se han detectado cianobacterias. Sin embargo, es importante recalcar la necesidad de clorinar luego del filtrado natural del humedal», explicó la directora general de Gestión Ambiental, María Paz Mazzola.

La funcionaria también recordó que el Municipio diseñó un «cianosemáforo» con indicaciones para que vecinos y turistas puedan diferenciar los riesgos en la tonalidad de las aguas. «Los niveles que fijamos para comunicar a la población se dividen en alto, medio y bajo y en ninguno de los tres casos recomendamos el contacto con el agua», señaló Mazzola.

Para obtener más información, los interesados pueden contactarse a través del correo electrónico gestionambiental@tigre.gob.ar.