Compartir en:

Personal del Centro de Operaciones Tigre (COT) y el Servicio de Emergencias Tigre (SET) asistieron a un conductor ebrio que colisionó contra la entrada de un negocio, en Tigre Centro. El test al que fue sometido arrojó que tenía 1.68 gramos de alcohol en sangre, por lo que su vehículo fue retenido y él quedó a disposición de la Justicia.

Las cámaras del monitoreo captaron el momento en el que el sujeto en estado de ebriedad se incrustaba con su camioneta en la entrada de un local comercial sobre Avenida Cazón, por lo que ápidamente se solicitó la presencia de los servicios de asistencia.

El conductor fue sometido al test de alcoholemia, el cual arrojó que tenía 1.68 gramos de alcohol en sangre. Como consecuencia, la camioneta fue retenida y el sujeto fue trasladado a la dependencia policial, donde quedó a disposición de la Justicia.

El hecho ocurrió en la confluencia de la Avenida Cazón y la calle Sarmiento, de Tigre Centro. Y los dispositivos de videovigilancia localizados en la zona registraron la peligrosa maniobra: al intentar girar bruscamente, pega contra el divisor central y termina colisionando contra el comercio.