La Comunidad Indígena Punta Querandí celebrará el próximo domingo 23 el 10° aniversario del acampe de resistencia que permitió la preservación del sitio ubicado en Dique Luján y, en este marco, presentará la «maloka», una «construcción tradicional de paja brava» que demandó «dos años de trabajos y esfuerzos».

El acampe en el predio situado entre la calle Brasil, el Arroyo Garín y el Canal Villanueva fue «la primera gran resistencia ante el intento del empresario inmobiliario Jorge O’Reilly por desaparecer el territorio sagrado y arqueológico ubicado en el límite de Tigre y Escobar».

La jornada festiva dará inicio a partir de las 10 de la mañana. Al mediodía, se realizará la ceremonia de inauguración de la «maloka», una vivienda comunitaria de los pueblos originarios de distintas regiones de Sudamérica y que en esta zona utilizaban las comunidades guaraníes y chanás.

Además, el colectivo pluriétnico adelantó que realizará «anuncios importantes» con relación al conflicto por la posesión del predio y el reentierro «de ocho cuerpos humanos de nuestros ancestros: uno en Punta Querandí y siete en La Bellaca (Villa La Ñata)».

Luego de compartir el almuerzo, se sucederán los espectáculos musicales y los oradores. Además, los presentes podrán disfrutar de las creaciones de los artesanos Amancio Rojas (qom) y Roberto Díaz (wichí) y recorrer el Museo Autónomo de Gestión Indígena, donde se encuentran algunas de las piezas de vasijas de mil años de antigüedad halladas en el lugar, entre otros objetos, fotografías y libros.

«El acampe iniciado el 19 de febrero de 2010 fue la primera batalla cuerpo a cuerpo y también la primera victoria, ya que con esta acción colectiva logramos expulsar las máquinas de la desarolladora EIDICO, evitando la destrucción de Punta Querandí», recordaron desde la comunidad indígena local y agregaron: «A partir de este hecho, se abrió una etapa de fortalecimiento que consolidó nuestra posesión territorial».

«Como venimos anunciando en las últimas actividades, además de los objetivos ya mencionados, apostamos a seguir avanzando en una organización que garantice los derechos de los pueblos indígenas en Tigre y distritos vecinos, la reivindicación de los idiomas originarios y profundizar el trabajo educativo en las escuelas de la región para promover el orgullo por nuestras raíces», concluyeron.

Punta Querandí es una comunidad indígena pluriétnica enclavada entre los barrios privados, en una zona ancestralmente habitada por querandíes, chanás y guaraníes.