Compartir en:

El soporte tecnológico del Centro de Operaciones Tigre (COT) fue clave para la detención de tres malvivientes, de procedencia chilena, que se dedicaban a robar automóviles con inhibidores de alarmas en el centro comercial de Nordelta. Para concretar la aprehensión, resultó fundamental el sistema denominado «Buscador» de lectura de patentes de vehículos robados, ya que permitió identificar un Peugeot 306, color bordo, en el que se trasladaban los sospechosos.

El operativo comenzó luego de la señal generada por el sistema desde la base de monitoreo del COT, que comunicó sobre un automóvil con pedido de secuestro activo que circulaba por la zona de Nordelta. A partir de ese momento, las unidades comenzaron a perseguir al rodado, mientras las cámaras de seguridad continuaron filmando su trayecto.

Finalmente, los agentes interceptaron el vehículo y concretaron la aprehensión de los tres sospechosos. En el procedimiento, los uniformados incautaron un inhibidor.