El médico Leopoldo Luque fue hoy imputado del delito «homicidio culposo» en el marco de la causa en la que se investigan las circunstancias de la muerte de Diego Armando Maradona. A la vez, se ordenaron los allanamientos de su casa bonaerense y su consultorio porteño, en busca de elementos de interés para avanzar con el expediente, informaron fuentes policiales y judiciales.

El profesional fue notificado formalmente de sus derechos esta mañana, mientras se allanaba su domicilio ubicado en la calle 30 de Septiembre al 1.800, en la localidad de Adrogué, en la Zona Sur del Conurbano.

Las fuentes judiciales aclararon a Télam que esta situación no implica un llamado a indagatoria ni una medida restrictiva de la libertad, sino que está siendo objeto de una investigación por la posible comisión del mencionado delito.

De acuerdo a los voceros, efectivos de la Superintendencia de Investigaciones de la Policía bonaerense realizaban el allanamiento al domicilio de Luque por orden del juez de Garantías de San Isidro, Orlando Díaz, a pedido del equipo de fiscales integrado por el general John Broyad, los adjuntos Patricio Ferrari y Cosme Iribarren, y Laura Capra, de la UFI de Benavídez.

Mientras que con el apoyo integrantes de la Policía Federal Argentina, los detectives también allanaron el consultorio de Luque situado en Avenida del Libertador 5.990, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Las fuentes consultadas señalaron que en los procedimientos los funcionarios policiales y judiciales buscaron historias clínicas, computadoras, teléfonos celulares y documentos de interés para la causa que quedó caratulada como «homicidio culposo».

Este delito implica que los fiscales a cargo del expediente investigan si hubo negligencia médica en las circunstancias que llevaron a la muerte de Maradona el miércoles pasado, a los 60 años, en una casa del barrio privado San Andrés, situado en la localidad de Benavídez.

En tanto, la Fiscalía General de San Isidro informó esta mañana en un comunicado que «ayer se continuó con las tareas investigativas y la sustanciación de la prueba en curso, tomándose además algunas declaraciones testimoniales incluidos familiares directos del causante».

«En virtud de la prueba que se fue recabando se consideró necesario solicitar allanamientos en el domicilio y consultorio del médico Leopoldo Luque», agregó el informe judicial y continuó: «Los allanamientos fueron autorizados por el Juez de Garantías interviniente y se ejecutan en este momento».

Respecto de los familiares que declararon en las últimas horas, una fuente judicial detalló a Télam que se trata de las hijas Dalma, Gianina y Jana, a quienes los fiscales les preguntaron sobre cómo había sido la internación de su padre, qué médicos eran los responsables y qué le informaron estos sobre las características del tratamiento.

También se les preguntó sobre cómo se había decidido la salida de Maradona de la Clínica de Olivos, añadió la misma fuente.