Compartir en:

Temperley mantuvo su racha positiva desde la llegada de Gastón Esmerado como entrenador y cerró el año con una importante remontada sobre Tigre, al que venció por 2 a 1, en el que fue el último partido como DT de Ricardo Caruso Lombardi.

Por la duodécima fecha de la Superliga, en el estadio Alfredo Beranger, todos los goles fueron en el primer tiempo: el conjunto de Victoria se puso en ventaja a los 6 minutos a través de Lucas Menossi, pero el equipo local igualó a los 13 con un cabezazo de Adrián Arregui y lo dio vuelta a los 40 con un penal de Juan Ignacio Sánchez Sotelo.

Tras el partido, en su despedida, Caruso Lombardi declaró: “Hicimos un gran partido, pero erramos muchos goles, así es imposible, es lo que nos pasó todo el torneo”.

“Siempre los fallos perjudican a Tigre. Nos cobran el penal y nos cobran off side en lo que era el 2 a 0”, agregó el entrenador. Y en el mismo sentido dijo: “Erramos muchos goles y si cada fallo arbitral es para el rival no podés ganas”.

“Me voy con sensaciones amargas porque no merecimos esto que nos está pasando”, concluyó Caruso Lombardi.