Compartir en:

Durante tres semanas, empleados del centro de monitoreo e inspectores del COT y agentes de la Policía local participarán de distintas jornadas organizadas por el Ministerio Público Fiscal destinadas a adquirir herramientas para mejorar los resultados de las investigaciones judiciales. Esta iniciativa se enmarca en el convenio rubricado entre el Municipio y la Procuración General provincial en junio pasado.

Al respecto, el secretario de Protección Ciudadana, Eduardo Feijoo, expresó: “Es muy importante que nuestro personal sepa qué necesita la Justicia para el proceso penal. Por eso, fortalecemos el trabajo en conjunto que hacemos en el Municipio con la Policía local, como auxiliares de la Justicia. La seguridad en Tigre se construye entre todos”.

Las capacitaciones están a cargo de fiscales de la zona, quienes brindan a los agentes municipales la información necesaria para optimizar el resultado de las tareas que desarrollan en las investigaciones judiciales. Durante los encuentros, se generan espacios para la realización de consultas.

Uno de los fiscales que dio la primera capacitación, Sebastián Fitipaldi, señaló: “Es fundamental que los operadores del sistema de Protección Ciudadana sepan el rol que cumplen en el proceso penal y que entiendan que lo más importante hoy es el recurso tecnológico que aporta el Municipio. Estamos muy conformes con la recepción y la participación que tuvimos en el curso de hoy”.

Esta propuesta surge a partir del convenio rubricado en junio entre el Municipio y la Procuración General de la Provincia de Buenos Aires. Durante esta primera semana, los talleres estuvieron dirigidos a los operadores de las cámaras del COT; mientras que la siguiente será el turno de los efectivos de la Policía local y la próxima de los choferes de los móviles del COT.