Trabajadores del gremio de Camioneros y los sindicatos que integran las dos CTA arribaron esta tarde a la Plaza de Mayo, en el marco de un paro nacional que decretaron esas organizaciones para exponer sus críticas hacia el gobierno nacional.

Participaron de la movilización afiliados a CTERA, Suteba, UTE, Udocba, Conadu (docentes universitarios), ATE Capital, AJB (judiciales bonaerenses), APA (aeronáuticos), Cicop (médicos bonaerenses), SUTNA y AGTSyP, que parará desde las 20 hasta el cierre del servicio del subte.

También integraron las columnas integrantes de Canillitas, Federación Gráfica Bonaerense, Curtidores, APOPS y UOM Quilmes, además de miembros de movimientos sociales, como Tupac Amaru, MTL, Barrios de Pie, CTEP y CCC.

La movilización fue encabeza por los referentes sindicales Pabhlo Moyano, Hugo Yasky, Pablo Micheli, Roberto Baradel, Sonia Alesso, Omar Plaini y Eduardo López, entre otros.

Durante el acto central, se expusieron duros discuros contra las políticas económicas de la administración macrista, como el acuerdo con el FMI, el proyecto de reforma laboral y el techo del 15% para los aumentos salariales.

El secretario adjunto del Sindicato de Choferes de Camiones, Pablo Moyano, ratificó que los trabajadores del sector realizarán una nueva huelga de 48 horas los días 26 y 27 si no obtienen un incremento salarial del 27%.

Esa huelga será justo los dos días siguientes al paro general convocado por la CGT para el 25, por lo que el autotransporte de de cargas estaría paralizado durante 72 horas, lo cual podría generar desabastecimiento en algunos rubros.

“A los empresarios del transporte les pido que no se dejen presionar por el ministro (de Trabajo, Jorge) Triaca. Si no obtenemos respuestas esta semana al 27%, les decimos a los compañeros camioneros que están acá y en las rutas, que este gremio va a adherir al paro general del 25 de junio y pararemos el 26 y el 27. Queremos un salario digno por la actividad que hacen nuestro trabajadores”, advirtió el dirigente.

Por su parte, Yasky, secretario general de la CTA de los Trabajadores, resaltó: “Esa reforma laboral que les pide el FMI, ¡se la van a tener que guardar en los cajones! esas son las leyes de Perón y de Evita”.

Mientras que Micheli, secretario general de la CTA Autónoma, señaló sobre la movilización: “Esto nos da fuerzas para seguir adelante y parar otra vez y otra vez hasta que se caiga este modelo económico. ¡Fuera el FMI!”.