El jefe de Gabinete provincial, Carlos Bianco, aseguró esta mañana que la protesta opositora realizada ayer en diferentes puntos del país, como el Obelisco porteño o la estación de Tigre, en rechazo al aislamiento obligatorio dispuesto por el coronavirus y el proyecto de reforma judicial presentado por el gobierno nacional «no fue una marcha anticuarentena sino una marcha antiperonista».

Bianco formuló esas declaraciones al encabezar hoy una conferencia de prensa con el ministro de Salud, Daniel Gollan, y su viceministro Nicolás Krelpak, donde aseveró que la manifestación «fue irresponsable y temeraria» y analizó que «se puso en riesgo a la gente».

«No se entiende bien de qué se tratan esas marchas», analizó el funcionario y reconoció que, si bien no siguió la convocatoria por televisión, luego tuvo acceso a videos y memes en los que advirtió que había «desde neonazis que quieren golpear periodistas, hasta antivacunas, libertarios que dicen que quieren hacer lo que quieren, terraplanistas y gente que termina su carrera política abrazada a un flota-flota».

Para el jefe de Gabinete, son «imágenes patéticas en estas circunstancias» y agregó que le da «vergüenza ajena ver cómo dirigentes terminan de esta forma su carrera política, haciendo este tipo de marchas».

«La de ayer no fue una marcha anticuarentena sino una marcha antiperonista», reflexionó Bianco y recordó que el expresidente Juan Domingo Perón «decía que hay un lugar del que no se vuelve: del ridículo, y eso es lo que han hecho muchos dirigentes de Cambiemos».

El funcionario luego contó que, por cuestiones relacionadas con temas de gestión, tuvo contacto con intendentes de Juntos por el Cambio de distritos del Interior bonaerense «que llamaban a que la gente se quedara en la casa y se cuidara».

En ese marco, el jefe de Gabinete opinó que los dirigentes opositores «que no tienen responsabilidades de gestión fomentan estas marchas irresponsable y temerariamente», pero diferenció que «los que están preocupados por la gestión y la salud de sus vecinos trabajan para que la gente no salga de manera irrresponsable».

«Nosotros, a diferencia de lo que puede suceder en otros lugares, no solo que no vamos a convocar a marchas sino que nos vamos a oponer muy férreamente si hubiera una convocatoria», expresó Bianco y reiteró: «No solo que no las vamos a convocar sino que las vamos a condenar públicamente».