La presidenta de Agua y Saneamientos Argentinos (AySA), Malena Galmarini, y el ministro de Obras Públicas nacional, Gabriel Katopodis, mantuvieron un encuentro con intendentes en el histórico Palacio de Aguas Corrientes, donde presentaron un plan para brindar acceso a los servicios de agua potable y saneamiento a habitantes de barrios vulnerables del Conurbano. También estuvieron presentes el ministro de Infraestructura y Servicios Públicos provincial, , Agustín Simone, y el secretario de Políticas Universitarias nacional, Jaime Perzcyk.

«Estamos todos muy contentos, la empresa, el sindicato, los ministerios. Nos juntamos para poner en marcha obras que parecen muy simples, pero que no lo son. Para llevar a los barrios vulnerables, a las villas y los asentamientos, dentro de la concesión de AySA, agua y cloaca. Algo tan simple y tan importante como eso. Llevarles a nuestros vecinos y vecinas, que peor la pasan, un servicio tan esencial, un derecho humano como es el agua y el saneamiento cloacal», destacó Galmarini.

«Luego de casi un año de acomodar la empresa, de pagar las deudas, de poner en marcha las obras que estaban paradas, nos parecía que ya era tiempo de meternos en un área que la empresa nunca había llevado adelante: la de los vecinos y las vecinas de los barrios vulnerables, que también son usuarios y usuarias de AySA. Por lo tanto, tenemos la obligación no solo legal y jurídica, sino ética y moral, de llegar a aquellos lugares donde todavía el Estado con este servicio no llegó», agregó la funcionaria.

Por su parte, Katopodis remarcó: «Se trata de una decisión muy importante de AySA, de su presidenta Malena Galmarini, de llevar adelante obras de saneamiento y de agua en los barrios más vulnerables de la provincia de Buenos Aires. Una decisión que venimos a compartir y a trabajar con los intendentes y con las intendentas. Es sabido que ninguno de estos objetivos se puede cumplir si no trabajamos articuladamente, pero lo más importante es que podamos entender y reconocer que el agua es un derecho, un bien público, que el Estado tiene que hacer efectivo el acceso igualitario».

En el marco del plan, como primer paso, se convocó a las universidades nacionales del área de acción de AySA para contar con su colaboración. Luego, se avanzó con la realización de los proyectos.

En el área de concesión de la empresa estatal, se localizan 1.151 barrios vulnerables. A partir de la factibilidad técnica, se identificó la posibilidad de realizar más de 700 proyectos de agua y cloaca en más de 400 de estos asentamientos.

Tras formar parte de la reunión de autoridades, Simone afirmó: «Yo creo que esta es una decisión realmente muy importante que va a ser histórica, porque lo que está cambiando hoy AySA es su visión de la concesión y de brindarle el servicio de agua y de cloaca a todos los habitantes de los barrios populares».

Uno de los intendentes que formaron parte del encuentro fue Lucas Ghi, de Morón, quien afirmó: «Es una jornada histórica, Malena lo plantea con claridad, AySA es una empresa de servicio que entiende el rol de un bien socialmente relevante como es el agua y el saneamiento. Se trata de un derecho y no una mercancía; y como derecho su acceso tiene que ser irrestricto».

También estuvo Mayra Mendoza, de Quilmes, quien expresó: «Celebramos esta iniciativa y más vamos a celebrar los resultados, porque les va a transformar la vida a cientos de miles de vecinos y vecinas del Conurbano, donde se va a poder garantizar un derecho humano, que es el acceso al agua».

«Esto no es un trabajo que podamos hacer ni una sola persona, ni una sola empresa. Es un trabajo que hay que hacer entre todas y entre todos. Tenemos que trabajar juntos, unidos, tomados de la mano, sin importar de qué jurisdicción soy, sin importar de qué nivel del Estado soy, sin importar de qué partido político soy, todos juntos, por aquellos que más sufren», concluyó Galmarini.