Compartir en:

La titular de AySA, Malena Galmarini, denunció que los organizadores del festival Lollapalooza se beneficiaban del servicio de camiones de agua «gratis» para hidratar a los asistentes al evento privado y adelantó que decidió dar de baja esta prestación que brindaba la empresa estatal, como ya hizo con «las tarjetas corporativas y el contrato con Boca Juniors».

«AySA es una empresa que la estaban manejando como si fuera empresa privada», afirmó Galmarini y detalló que «los camiones de agua que se usan para hidratar, como sucedió en la Villa 31 por el calor, salen alrededor de 26 mil pesos y el año pasado se llevaron gratis a los recitales del Lollapalooza».

La funcionaria explicó que la gestión anterior había cedido los camiones de agua «gratis, gratis», ya que «la empresa (Lollapalooza) no permitía poner el logo», por lo que «nadie se enteró».

El megaevento musical que dura tres días y se desarrolla en el Hipódromo de San Isidro este año no contará con los camiones de AySA, adelantó la exconcejala tigrense.

«Así como dimos de baja las tarjetas corporativas, el contrato con Boca Juniors, también dimos de baja el convenio con el festival Lollapalooza», sentenció Galmarini.