paul-groussac

Los trabajos correspondientes a la segunda etapa de la pavimentación de la Avenida Paul Groussac se encuentran en su tramo final. Ya se terminó el hormigón de 1.200 metros desde Perú hasta Avellaneda y el asfalto de mil metros entre Avellaneda y Vilela. Además, se construyó el desagüe pluvial en toda la extensión de la obra.

En este momento se están completando las tareas de señalización vial, horizontal y vertical, y la colocación de reductores de velocidad. Y todavía resta completar la pavimentación de las calles transversales, desde cada bocacalle hasta las líneas municipales.

Sobre la recuperación de esta importante vía, el secretario de Inversión Pública y Planeamiento Urbano municipal, Antonio Grandoni, sostuvo: «Esta obra la culminaremos con la ejecución de una rotonda entre la calle Vilela y la avenida, para distribuir mejor el tránsito. Nuestro objetivo es continuar con la senda aeróbica y las estaciones deportivas que hicimos en la primera etapa y terminar con la misma antes de fin de año».