Las madres y los padres de Cultivando Esperanzas Tigre, otros autocultivadores locales y especialistas manifestaron su desacuerdo con la ordenanza de regulación del cannabis con fines medicinales y terapéuticos que fue aprobada ayer en el Concejo Deliberante.

A través de un comunicado firmado también por el neurólogo infantil Carlos Magdalena y la diputada provincial Roxana López, los vecinos afectados plantearon que no fueron «tenidos en cuenta ni respetados» y detallaron una serie de diferencias con la flamante norma, que esperan que sean consideradas por las autoridades.

Semanas atrás, los integrantes de Cultivando Esperanzas Tigre habían presentado un proyecto propio que pretendían poner en discusión con los concejales.

A continuación, se reproduce el comunicado:

En el día de la fecha, 8 de septiembre, Cultivando Esperanzas Tigre, grupo de padres autocultivadores que luchan por la legalidad de la planta de cannabis y sus usos terapéuticos, toma conocimiento de la aprobación de la ordenanza en el Honorable Consejo Deliberante referente a la utilización y producción del cannabis para uso medicinal y terapéutico, considerando que es de suma importancia para toda la comunidad y los pacientes que se verán beneficiados con dicha propuesta.

Acompañamos los logros y beneficios de tal proyecto, sin embargo, manifestamos que nuestras voces no han sido consideradas en la mesa de trabajo planteado siendo también actores interesados en el proyecto elaborado y habiendo manifestado nuestra voluntad de trabajo en conjunto.

Entendemos que el Estado cuando realiza políticas públicas, convoca a los interesados y necesitados de tales políticas a fin de dar respuesta al cumplimiento de derechos y lograr consenso entre las partes interesadas, en este caso el derecho a la salud.

El proyecto que Cultivando Esperanzas Tigre presentó en la mesa de entrada del HCD el día 18 de agosto y se dio a conocer a los distintos bloques del Concejo contempla algunos lineamientos tales como:

a- La capacitación obligatoria a las fuerzas de seguridad desde una óptica de derechos humanos y de información y capacitación que desestigmatice a la planta de cannabis desde el lugar de dañino para la salud al lugar de beneficioso para la salud.
b- Tener en cuenta el proceso del traslado de materia orgánica o goteros necesarios, siendo legalizada por medio de una credencial tanto para el usuario de cannabis como para el cultivador.
c- El reconocimiento de las familias y colectivos que ya cultivan.
d- La sobreincumbencia de los profesionales de la salud en cuanto al establecimiento de la cantidad de plantas y genéticas puedan ser necesarias para el paciente, siendo para ello obligatorio la formación en tales aspectos y que los colectivos autocultivadores tiene un dominio de tal conocimiento.

Por todo lo anteriormente expuesto, Cultivando Esperanzas Tigre junto con las organizaciones de familiares, usuarios y profesionales del derecho a la salud, quienes luchamos por la legalidad del uso terapéutico e integral de la planta de cannabis, reiteramos nuestro desacuerdo con las formas en la que se ha tratado este proyecto considerado que no hemos sido tenidos en cuenta ni respetados.

De esta manera, convocamos a las autoridades pertinentes a considerar los puntos antes mencionados para elaborar estrategias, propuestas e ideas para sumar al trabajo realizado escuchando a todos los actores involucrados en esta temática y así dar respuesta al derecho a la salud y a los vecinos del municipio de Tigre.

Laura Mieres, Cultivando Esperanzas Tigre.
Ana María Schapert, Cultivando Esperanzas Tigre.
Diego Sosa, Cultivando Esperanzas Tigre.
Doctor Carlos Alberto Magdalena (M.N. 63500 – M.P. 441342).
Diputada Roxana López.
Fundación Cultivando Conciencia.
Tgd Padres Tea Tigre.
Pacientes y vecinos de Tigre.
Padres Tdah Tigre.
Liga AT.
Grow El Artesanal.
Gladys Fernández.
Benavídez Grow.
Asociación Aire.
Agrupaciones y colectivos de Tigre.
Agrupación NETET.
Graciela Rastelli.