Compartir en:

En Benavídez, se desplegó un gran operativo para controlar un feroz incendio en una fábrica de productos químicos, en el que intervinieron más de 100 dotaciones de bomberos y efectivos y móviles de Centro de Operaciones Tigre (COT), Servicio de Emergencias Tigre (SET) y Defensa Civil. Producto del impactante siniestro, no se registraron víctimas.

“Al instante que recibimos el alerta, se desplazaron bomberos de todo Tigre y fueron sumándose más de 100 dotaciones de distritos cercanos. El resultado del operativo fue satisfactorio, no tuvimos que lamentar víctimas. Con la situación controlada, no nos queda más que palabras de agradecimiento a todos los bomberos voluntarios que se acercaron a colaborar desinteresadamente”, sostuvo el secretario de Protección Ciudadana, Eduardo Feijoo.

En horas de la tarde, se desató el fuego en un galpón de reciclado de desechos químicos industriales. El humo fue advertido por las cámaras de seguridad del COT y el hecho fue informado a través de la plataforma de denuncias Alerta Tigre Global, por lo que de inmediato se activó el operativo.

“Hasta el momento se desconocen los causales del incendio. Nosotros nos acercamos al lugar alertados por el Sistema de Alerta Tigre, y aquí nos encontramos con la magnitud del siniestro. El fuego ya está controlado, ahora falta remover escombros y maquinarias que han quedado dentro del galpón”, manifestó al finalizar la jornada el jefe de Bomberos Voluntarios Benavídez, Alfredo González.

“No tenemos víctimas fatales, si un bombero que fue trasladado al hospital de Pacheco ya que en el momento de la explosión, recibió un impacto importante que le ocasionó un politraumatismo, estando fuera de peligro. Por otro lado, en la carpa sanitaria atendimos a seis bomberos con lesiones menores por quemaduras o traumatismos”, comentó la directora general del SET, Patricia Pezzolo, quien agregó: “A los vecinos aledaños los evacuamos a modo de precaución, quedando a 200 metros posteriores al incendio, tanto del lado derecho como el izquierdo”.

Producto del fuego, la fábrica sufrió daños en toda su infraestructura y el depósito. Para controlar el siniestro, intervinieron bomberos de todos los cuarteles de Tigre y de Pilar, San Fernando, Cardales, San Isidro, Vicente López, Malvinas Argentinas, Moreno, Hurlingam, José C. Paz, Garín, San Martín, Tortuguitas, Villa Ballester, Morón, Zárate, Campana, San Miguel, Exaltación de la Cruz, Capilla del Señor y General Sarmiento.