Compartir en:

Cansada por una situación de discriminación que se reitera a diario, una empleada doméstica decidió filmar el momento en que no la dejan abordar una combi de la firma Mary Go, que es la que presta el servicio de transporte dentro de Nordelta.

Estos hechos frecuentes de segregación fueron los que precipitaron la protesta de trabajadoras del 7 de noviembre pasado, cuando decidieron cortar el tránsito del camino Bancalari – Benavídez para visibilizar la problemática.

Ahora, en el video difundido por la empleada, queda de manifiesto con claridad cuando un chofer le impide subir a la unidad y se excusa diciendo que “es una orden de la empresa”.

Este contexto impulsó al gobierno municipal a enviar días atrás un proyecto de ordenanza al Concejo Deliberante para autorizar el ingreso de la línea de colectivos 723 al complejo de barrios privados. Sin embargo, el tratamiento sobre tablas de la iniciativa no prosperó el martes pasado en la última sesión ordinaria del año por la negativa de los siete concejales de Cambiemos y del edil Javier Forlenza, de Unidad Ciudadana.

No obstante, el intendente Julio Zamora reclamó este jueves pasado a los legisladores locales que convoquen a una sesión extraordinaria para tratar el expediente, ya que su paso por las comisiones podría demorar el proceso durante muchos meses.

Mientras tanto, este video exhibe con crudeza las situaciones de discriminación a las que están expuestas las trabajadoras todos los días y que requieren una solución con urgencia. El gobierno municipal y el HCD están habilitados a dar una respuesta.