La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) detectó en lo que va del año, mediante operativos de fiscalización satelital y presencial en 114 urbanizaciones cerradas, un total de 632.982 metros cuadrados construidos que estaban sin declarar ante el fisco.

En un comunicado, ARBA precisó que las acciones de control se desarrollaron en barrios cerrados, clubes de campo y countries del AMBA, donde se concentran más de mitad de las urbanizaciones de este tipo del territorio bonaerense.

Allí el organismo encontró diferentes irregularidades catastrales como nuevas viviendas, remodelaciones o ampliaciones y piscinas que los propietarios omitieron declarar impositivamente.

Al respecto, el director ejecutivo de ARBA, Cristian Girard, explicó que los dueños de estos inmuebles “evadían, parcial o totalmente, el pago del Impuesto Inmobiliario generando un perjuicio millonario al Estado provincial”.

Además, el funcionario sostuvo: “A partir de la tecnología satelital y el intercambio de información catastral con los municipios, estamos fortaleciendo nuestras fiscalizaciones para lograr que cada persona pague en función de su capacidad contributiva real”.

“Muchos countries albergan casas de lujo que tributan como baldíos o terrenos rurales. Buscamos focalizarnos en esos casos, para detectarlos, intimar a los propietarios y regularizar la situación”, resaltó.

Además, Girard destacó que “las construcciones detectadas sin declarar equivalen a casi 10.500 viviendas modelo del Plan Procrear”, y señaló que “para poder vivir en una sociedad más equitativa, con mejor infraestructura y servicios públicos, es fundamental que quienes tienen poder adquisitivo paguen los impuestos que les corresponden”.

En este contexto, el organismo provincial detalló que la última semana detectó 96.738 metros cuadrados sin declarar en un reconocido country del partido de Pilar, que está constituido por 13 barrios cerrados.

Puntualmente, ARBA encontró 412 viviendas y 240 piletas que no tributaban ante el fisco. En este caso puntual, la omisión representa casi 12 millones de pesos de evasión impositiva.

El ente de recaudación detalló que los controles se realizaron mediante el procesamiento de imágenes satelitales, información catastral y operativos presenciales, y puntualizó que los propietarios de los inmuebles en infracción ya recibieron las notificaciones sobre los metros detectados y las multas para que regularicen su situación.

ARBA también se dio aviso de esta situación a los responsables de la administración del country.