Compartir en:

Los Juegos Olímpicos Tokio 2020 se celebrarán el año próximo -aunque mantendrán su nombre oficial- tras un acuerdo alcanzado hoy entre el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, y el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, quienes atendieron un reclamo de la comunidad internacional y aplazaron la cita programada para julio y agosto próximos, en un planeta conmovido por la pandemia de coronavirus.

En este contexto, luego de recibir varios avisos en contra de la realización de la competencia desde el 24 de julio hasta el 9 de agosto, el gobierno nipón, a través Abe, diagramó y mantuvo una charla mediante el sistema de videoconferencia con Bach y entre ambos llegaron a un acuerdo en el que privó el sentido común, en medio de una pandemia que está a punto de alcanzar los 400 mil afectados en el mundo y ya superó las 16 mil muertes.

«En las circunstancias actuales y con base en la información proporcionada hoy por la OMS, el presidente del COI y el Primer Ministro de Japón han concluido que los Juegos Olímpicos de Tokio deben reprogramarse para una fecha posterior a 2020 pero no más tarde del verano de 2021 para salvaguardar la salud de los atletas y de todos los involucrados», sostiene el comunicado oficial que se hace eco de los numerosos reclamos de deportistas y dirigentes deportivos y políticos en las últimas horas.

La charla en la que se optó por posponer el certamen también contó con la participación de otras autoridades relacionadas con su organización. «En una reunión muy amistosa y constructiva, los dos líderes elogiaron el trabajo del Comité Organizador de Tokio 2020 y señalaron el gran progreso realizado en Japón para luchar contra el covid-19», añade el escrito difundido.

Los líderes coincidieron en que los Juegos Olímpicos podrían ser un faro de esperanza para el mundo durante estos tiempos difíciles y que la llama olímpica «podría convertirse en la luz al final del túnel en el que el mundo se encuentra actualmente».

Por lo tanto, acordaron que la llama olímpica permanecerá en Japón y también que se mantendrá el nombre de Juegos Olímpicos y Paralímpicos Tokio 2020.

La anterior ocasión en que los Juegos Olímpicos se había mudado su fecha fue en Londres 1944, que debido a la Segunda Guerra Mundial se trasladó a 1948. También hubo otros tres antecedentes.

De esta manera, el apalzamiento de Tokio 2020 se suma al de otras competencias deportivas importantes a nivel mundial que fueron postergados, como la Eurocopa, la Copa América, la NBA, la Fórmula 1 y las principales ligas de fútbol de Europa y Sudamérica, entre otras.