subsidios

El diputado nacional Sergio Massa y el intendente Julio Zamora anunciaron la puesta en marcha de medidas que beneficiarán a los vecinos afectados por las inundaciones, como la entrega de subsidios y la suspensión del cobro de tasas.

«La magnitud de esta sudestada es inédita, pocas veces vista, por eso ahora queremos transmitir tranquilidad porque lo más complejo pasó. La tarea más difícil es ahora porque hay que recomponer los servicios públicos y brindarle ayuda a la gente», sostuvo Massa.

«Hemos decidido poner en marcha una serie de medidas para ayudar a la gente en este momento. En primer lugar, suspender el cobro de impuestos municipales por 120 días a todos los afectados. En segundo lugar, llevar adelante un subsidio de hasta 20 mil pesos no reintegrables para que las familias que sufrieron pérdidas puedan recomponer las cosas que perdieron», anunció el ex jefe comunal.

«Además, ponemos en marcha un equipo de asistentes sociales que a partir de mañana y por 48 horas va a hacer un censo en cada una de las casas para tramitar el subsidio que va a demorar nueves días hasta el momento de su pago, así la gente puede tener la plata en su bolsillo para recuperarse y salir adelante», explicó Massa.

Por último, el legislador señaló: «Ojalá otras jurisdicciones puedan imitar estas medidas porque sabemos que es muy importante que la gente que sufrió se recupere y se ponga en marcha en un momento en que de por sí la plata no alcanza por la inflación, por eso creemos que si les ofrecemos un crédito es complicarles aún más la vida. Creemos que es muy importante que en aquellos casos en donde los municipios no pueden hacer frente a esta situación sea el gobierno rovincial el que asista a partir del Tesoro provincial».

Por su parte, Zamora expresó: «Queremos llevar tranquilidad a los vecinos porque hay un Municipio que está muy activo recorriendo todas las zonas afectadas, llevando ayuda y solidaridad a los vecinos que están sufriendo. Los servicios públicos ya están reestablecidos y funcionando a pleno, limpiando las calles, asistiendo a los vecinos que sufrieron anegamientos en sus casas, llevando agua potable y mercadería».