La ministra de Salud nacional, Carla Vizzotti, anunció hoy el comienzo de la campaña de vacunación contra el coronavirus para el personal docente, que será inmunizado con las dosis del laboratorio chino Sinopharm y dividido en cinco grupos prioritarios.

La funcionaria hizo el anuncio durante la reunión del Consejo Federal de Salud (Cofesa), poco después del despegue de un vuelo de Aerolíneas Argentinas con destino a Beijing para traer al país 904 mil vacunas.

Vizzotti y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, confirmaron ante los titulares de las carteras de Salud de las distintas provincias el inicio de la inoculación del personal docente a partir del arribo, este jueves, de la vacuna SARS COV-2 desarrollada en China.

«Se ha decido destinar las vacunas de Sinopharm al personal docente y no docente de las escuelas, que abarca una población total de 1.458.000 en todo el país», destacó, por su parte, el ministro de Educación nacional, Nicolás Trotta.

Según consignó el funcionario, los dos primeros grupos priorizados para recibir la vacuna son: personal de dirección y docentes de nivel inicial y primer ciclo primario, además de personal de apoyo a la enseñanza.

Los tres grupos restantes son: docentes de segundo ciclo primario, docentes de nivel secundario y, por último, docentes y no docentes de institutos de educación superior y universidades.

El vuelo AR1050 de Aerolíneas Argentinas con destino a Beijing para traer al país las dosis partió hoy a las 13 y se estima que regresará a Buenos Aires el jueves a las 21.50.

Por otra parte, en los próximos días, mediante un vuelo de línea, llegarán otras 96.000 dosis que completarán el lote de un millón adquirido por el gobierno nacional.

El anuncio del inicio de la inoculación de los docentes, esperado por los sindicatos del sector, se da en un marco auspicioso debido al reinicio de las clases presenciales en establecimientos educativos de todo el país, luego de casi un año de haberse suspendido esta modalidad por la llegada del coronavirus.

Vizzotti firmó el domingo pasado la resolución 688/2021 que autoriza con carácter de emergencia la vacuna SARS COV-2, desarrollada por Sinopharm en colaboración con el laboratorio Beijing Institute of Biological Products.

La decisión de autorizar la llegada de esta vacuna siguió a la recomendación de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) respecto a su utilización hasta los 60 años.

La vacuna de Sinopharm se suma así a la Sputnik V, proveniente de Rusia, para formar parte de la campaña de vacunación nacional para prevenir los casos de la Covid-19.

La vacuna china requiere de dos dosis que deben aplicarse con al menos 21 días de diferencia, al igual que lo indicado para la vacuna rusa.

Sin embargo, a diferencia de la Sputnik V, la vacuna china puede transportarse y almacenarse con un nivel de frío de entre 2 y 8° C, lo que facilita su logística. Además, permanece estable durante 24 meses.