60

El representante gremial Daniel Farella aseguró en diálogo con Télam que los integrantes del cuerpo de delegados recibieron «telegramas intimidatorios» para que levanten la medida de fuerza en las próximas 24 horas o, de lo contrario, se les iniciarían juicios de desafuero para despedirlos con justa causa.

Desde el Ministerio de Trabajo se había dictado la conciliación obligatoria el pasado miércoles y convocado a los choferes y a los empresarios de la ex-Monsa a una audiencia para ayer a la tarde, a la que los representantes patronales no asistieron.

Los choferes reclaman por cuatro despedidos, diferencias salariales adeudadas por mala liquidación y 120 sanciones tomadas en represalia por las protestas contra los despidos.

Notas relacionadas:
Paro en la línea 60: desde el Ministerio de Trabajo ratificaron que la negociación es el ámbito de resolución del conflicto

Los trabajadores de la línea 60 ratificaron el paro
Massa: “Los vecinos de Zona Norte son rehenes del conflicto”
Continúa el paro en la línea 60

Por JIU