Compartir en:

La protagonista del primer nacimiento del año en el distrito fue Ámbar, una beba de 3,8 kilos que vino al mundo por parto natural a las 2.39 de la madrugada del 1° de enero en el Hospital Materno Infantil Doctor Florencio Escardó. Durante este fin de semana, el establecimiento asistió más de 50 partos.

“Como es costumbre cada 1° de enero, recorremos el Hospital Materno Infantil para conocer y dar la bienvenida a los recién nacidos en el distrito. Todos los partos fueron de bebés sanos, que se están alimentando con pecho materno, y estamos conformes con la labor profesional realizada. El intendente Julio Zamora nos instruye para brindar un servicio de calidad y compromiso con la comunidad”, destacó el secretario de Política Sanitaria y Desarrollo Humano, Gonzalo Meschengieser.

El centro asistencial tiene un total de 171 camas, ocho salas de parto familiares y cuatro quirófanos. Cuenta también con servicio de neonatología equipado con la mejor tecnología y un sector especial de madres que tienen que esperar el alta de sus hijos internados, evitando la separación con los niños, favoreciendo la lactancia materna, involucrándolas en el cuidado y disminuyendo los traslados de las que viven lejos del lugar.

Por su parte, el director ejecutivo del Hospital Materno Infantil, Aldo Riscica, expresó: “Hoy tuvimos nueve nacimientos y ayer fueron 18 en total. Este fin de semana, debido al acuerdo de cooperación establecido con los hospitales Cordero (de San Fernando) y Magdalena Villegas de Martínez de (General) Pacheco, tuvimos que realizar un esfuerzo extra para poder contener todos los partos que fueron cerca de 50 en todo el fin de semana. Cerramos 2017 con 4.503 mamás que dieron a luz en nuestro establecimiento y es un orgullo para el Municipio”.

La madre de Ámbar se llama Nora y es de la localidad de Troncos del Talar. “Estoy muy feliz, el servicio que me brindaron fue muy bueno. Agradezco la atención del intendente Zamora”, expresó la vecina.