El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) emitió un «alerta naranja» para gran parte de Buenos Aires. Esta ola de pueden resultar altamente peligrosas para las personas, especialmente para bebés y niños pequeños, mayores de 65 años o con enfermedades crónicas respiratorias o cardíacas, hipertensión arterial, obesidad o diabetes. En este contexto, el Municipio sugiere tomar una serie de medidas extendidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para hacer frente a las altas temperaturas.

Recomendaciones:
• Tomar mucha agua durante todo el día.
• Evitar las comidas abundantes. Consumir alimentos frescos, como frutas y verduras.
• Evitar el consumo de bebidas alcohólicas o muy dulces, e infusiones calientes.
• Usar ropa suelta, de materiales livianos y colores claros.
• No realizar ejercicio físico en ambientes calurosos. Tomar líquido antes, durante y después de practicar cualquier actividad al aire libre.
• Protegerse del sol poniéndose un sombrero o usando una sombrilla.
• Usar cremas de protección solar (SPF en inglés) factor 15 o más.
• Evitar actos públicos o juegos en espacios cerrados sin ventilación.

Para lactantes y niños pequeños:
• Darles el pecho a los lactantes con más frecuencia.
• Hacerlos beber agua fresca y segura.
• Trasladarlos a lugares frescos y ventilados.
• Ducharlos o mojarles el cuerpo con agua fresca.

Es importante tener en cuenta los síntomas del golpe de calor:
• Temperatura corporal (en axila) de 39º o superior.
• Piel seca, roja, caliente.
• Agitación.
• Dolor de cabeza.
• Vértigos, desorientación.
• Confusión mental, delirios o pérdida de conocimiento.
• Convulsiones.

Ante dudas o emergencias, los vecinos deben comunicarse con el Servicio de Emergencias Tigre (SET) a través de la línea telefónica 4512-9999.