Compartir en:

721

Esta mañana, un chofer de la línea de colectivos 721, que recorre varias localidades del distrito, fue agredido por un grupo de jóvenes en estado de ebriedad que pretendían viajar gratis. El hecho ocurrió cerca de las 6:30, cuando alrededor de 15 personas subieron al interno 17 en la parada “El Motivo”.

Tras la negativa del conductor a llevarlos sin pagar sus respectivos boletos, los sujetos comenzaron a golpearlo de manera indiscriminada provocándole diversas lesiones.

En forma de protesta, el cuerpo de delegados resolvió la paralización total del servicio en todos los recorridos. Tras reunirse con autoridades de la empresa y de seguridad, los choferes decidieron la reanudación del servicio cerca de las 14.30.

Según se informó, al trabajador agredido se le realizaron estudios y curaciones varias y se encuentra reponiéndose en forma “normal”.