Frente a la aparición de aguas verdosas en los ríos y arroyos del Delta, la directora general de Gestión Ambiental municipal, María Paz Mazzola, recomendó tanto a vecinos isleños como a turistas no utilizarlas «para consumo humano y animal, higiene personal ni recreación».

«Los resultados finales de las muestras que ha tomado el Municipio en los últimos días y que han sido analizadas por el Instituto de Ecología, Genética y Evolución de Buenos Aires CONICET – UBA identificaron la presencia de la bacteria microcystis aeruginosa, una especie potencialmente tóxica», precisó la funcionaria.

Además, Mazzola continuó: «Es fundamental resaltar que tampoco es recomendable consumir peces del río ni animales de la vida silvestre, ya que estos alimentos son potencialmente riesgosos. Esta bacteria que fue identificada puede generar síntomas muy complejos como neurotóxicos, hepatotóxicos y dermatotóxicos».

A partir de esta situación, la directora general explicó que el Municipio diseñó un «cianosemáforo» que utiliza como fuente los datos del Ministerio de Salud nacional e indica a isleños y turistas los riesgos según la tonalidad de las aguas. «Los niveles que fijamos para comunicar a la población se dividen en alto, medio y bajo y en ninguno de los tres casos recomendamos el contacto con el agua bajo ningún punto de vista», advirtió.

Los niveles y las características de las aguas indicadas por el «cianosemáforo» son:

  • Alto: Masa oscura amarronada o rojiza, con aspecto de nata espesa en el agua y la playa. Contiene alta presencia de cianobacterias potencialmente tóxicas en estado de floración.
  • Medio: Masa verde brillante en la superficie y la orilla, similar a la de «manchas de pintura». Contiene mediana densidad de cianobacterias y es potencialmente tóxica. Puede aparecer depositada en las costas.
  • Bajo: Superficie del agua apariencia de «yerba dispersa». Contiene baja densidad de algas y cianobacterias.

«Es muy importante que la comunidad sienta que el Municipio está trabajando fuertemente para afrontar este problema, pero necesitamos evaluar con mucha precisión cada paso que damos para informar acerca de cómo se va desarrollando la situación», aseguró Mazzola.

«Es fundamental que vecinos y vecinas sigan los sitios oficiales del Municipio para interiorizarse del tema. Ante este tipo de situación, es elemental tener conceptos claros y avalados por los especialistas», aclaró.

Por último, Mazzola señaló que diversas áreas municipales, como el Plan de Manejo del Delta, Salud, Turismo y Delegación de Islas formalizaron un comité para generar estrategias técnicas para el tratamiento del agua para uso de higiene personal y doméstico.

En caso de haber ingerido agua y sentir náuseas, diarrea o cualquier otro síntoma, hay que consultar con un médico o llamar al Sistema de Emergencias Tigre (SET): 107 o 4512-9999.