licencia

Ahora, cada vez que una persona ingresa en www.turnos.tigre.gob.ar y completa el formulario con sus datos, el sistema le informa automáticamente si posee multas impagas por infracciones de tránsito cometidas en el distrito, la provincia de Buenos Aires o la Capital Federal, lo que le impide continuar con la registración.

Antes, un vecino, previa obtención de su turno a través del sitio municipal, se acercaba a la sede central de Tránsito para que un empleado chequeara de manera manual si existían infracciones pendientes de pago.

Cuando se trata de faltas cometidas en el ámbito local, la persona puede abonarlas en la sede del Bapro ubicada dentro del edificio de la Dirección General de Tránsito y la Subsecretaría de Faltas, en Avenida Larralde y Pueyrredón. Si las infracciones fueron registradas en la Provincia o en la ciudad de Buenos Aires, la cancelación también se puede hacer en el Bapro o se pueden discutir las multas en los tribunales de cada jurisdicción.

De tener una multa impaga, el vecino cuenta con diez días hábiles para saldar la deuda antes de que se le asigne un nuevo turno.

Cabe destacar que desde 2010 el Ministerio del Interior de la Nación se hizo cargo de la emisión del registro válido para todo el país, por lo que el documento pasó a llamarse Licencia Nacional de Conducir.