Compartir en:

paro1

A pesar de que desde el gobierno bonaerense se anunció con bombos y platillos que los gremios docentes aceptaron la propuesta de incremento salarial del 34%, algunas seccionales del Suteba, como la de Tigre, rechazaron el acuerdo y llamaron a un paro de actividades de 24 horas en el inicio del ciclo lectivo.

Además de la de Tigre, las otras asambleas locales del principal gremio docente que se opusieron al comienzo de clases fueron las de los populosos distritos de Lomas de Zamora, Esteban Echeverría, Avellaneda, San Martín y Tres de Febrero, General Sarmiento, General Pueyrredón, General Rodríguez, Luján, Madariaga, Mercedes, Zárate, Ituzaingó, Pilar, Azul, La Matanza, La Plata, Quilmes, Berazategui, Bahía Blanca, Marcos Paz, Escobar y Ensenada.

Además, las actividades en los establecimientos educativos estarán afectadas este lunes por la medida de fuerza convocada por ATE, que afecta al personal no docentes.

En este contexto, las seccionales del Suteba que rechazaron el acuerdo salarial -en su mayoría dirigidas por listas opositoras a la de la conducción provincial- llamaron a una protesta. “Esta nueva entrega cometida contra quienes dicen representar no debe ser en vano. Por eso, en rechazo a la oferta y en repudio a la complicidad de este sindicalismo burocrático, el lunes próximo paramos y nos movilizamos a La Plata”, convocan desde Tigre.

“Debemos organizarnos para sacar a (Roberto) Baradel y su agrupación Celeste de la conducción de nuestro sindicato, porque, como dijeron muchas/os compañeras/os en estos días, no nos representa y no tiene ya nada por ofrecer”, agregan.

Al anunciar la aceptación de la propuesta provincial condicionada “a que haya reapertura de paritarias y cláusula de monitoreo por inflación”, en los próximos meses, Baradel hizo hincapié en que la buena voluntad para que se inicien las clases se basaba “en la expectativa” de los padres y no en la conformidad de los docentes.

“Declaramos al plenario de secretarios generales en sesión permanente para exigirle al gobierno: infraestructura, todo lo que es comedores escolares, cargos docentes, apertura de jardines y secundarias”, añadió el sindicalista.

Por su parte, Mirta Petrocini, de la FEB, declaró: “Esa aceptación es condicionada a que las paritarias queden abiertas y seguir discutiendo la estructura salarial de este básico que permite que nuestra carrera no se distorsione y no se achate”.

Ante estos planteos, la gobernadora María Eugenia Vidal aseguró: “Hemos acordado el aumento y vamos a seguir dialogando a lo largo de todo el año sobre todos los planteos que los gremios crean que tienen para aportar para una mejor educación”.

Al no tratarse de una medida de fuerza convocada por todos los gremios en todos los distritos, es difícil establecer el impacto que tendrá el paro en los establecimientos educativos locales, aunque los antecedentes del año pasado indican un alto acatamiento a las medidas de fuerza del Suteba Tigre.