Este sábado, se apagaron las luces de edificios municipales y lugares emblemáticos durante «La Hora del Planeta», una iniciativa global que busca concientizar sobre el gasto energético y el cambio climático.

El Museo de Arte Tigre, el Palacio Municipal, el Puente Sacriste y la Avenida del Libertador permanecieron anoche a oscuras durante una hora. Se trató de la séptima vez consecutiva en la que el Municipio adhirió a esta acción mundial que pretende comprometer a gobiernos, empresas e individuos en el trabajo por el cuidado ambiental.

«Este gesto simbólico se suma a compromisos concretos en defensa del ecosistema, como los monitoreos de biodiversidad realizados en el Observatorio Ambiental del Delta, los intercambios de semillas y las charlas de concientización ecológica, entre otros», remarcaron desde la Comuna. Además, ponderaron el trabajo realizado dentro del Comité de Cuenca del Río Reconquista (COMIREC) por el intendente Julio Zamora.

«La Hora del Planeta» comenzó el 31 de marzo de 2007, como una iniciativa conjunta entre el gobierno de Sydney (Australia) y la World Wildlife Fund (WWF), que decidieron apagar la ciudad entera durante una hora como símbolo de su posición respecto del cambio climático. Para conocer más información sobre el proyecto, se puede ingresar al sitio www.vidasilvestre.org.ar/lhp/.